Una DANA en la primera semana del verano

Una DANA en la primera semana del verano

Una DANA podría complicar el tiempo durante la primera semana del verano, si hacemos caso los actuales pronósticos.

En estos momentos todos los modelos meteorológicos son unánimes al dibujar la bajada de una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera desde el Atlántico Norte hacia el Oeste de la Península Ibérica.

La depresión podría aproximarse a la Península el jueves, por lo que el margen de incertidumbre sobre su trayectoria es aún elevado.
Aún no sabemos si cruzará la Península por la zona Centro o bien logrará descender aún más y se interne por el Golfo de Cádiz. Este factor modificaría, lógicamente, la distribución de las precipitaciones que podrían extenderse durante un par de jornadas.

Antes del verano astronómico, otra vaguada

Antes del verano astronómico, otra vaguada

Otra vaguada se acercará al oeste peninsular antes de la llegada del verano astronómico, inestabilizando el tiempo de la fachada atlántica y del norte de la Ibérica.

Esta vez, las precipitaciones no deben de alcanzar al este de la Península o a Baleares, donde la semana que acaba dejó tormentas de intensidad considerable, de forma que las mayore cantidades las esperamos en el otro extremo de nuestra geografía: en Galicia y zonas próximas.

Además, el flujo de vientos dominante favorecerá un ambiente térmico suave en el oeste, centro y norte de la Península, mientras que, al este, la presencia de las brisas y vientos de origen terrestre pueden provocar el efecto contrario. Canarias y Baleares, también se mantendrán al margen de la vaguada.

A más largo plazo, coincidiendo con la llegada del verano astronómico, sí parece claro una estabilización total del tiempo en España, con la extensión del cinturón anticiclónico de las Azores en todo el país.

Dos días más de chubascos

Dos días más de chubascos

Durante los próximos dos días continuarán las lluvias y chubascos tormentosos en el este peninsular y en Baleares, chubascos que localmente podrán ser fuertes y estar acompañados de granizo.

Además, las temperaturas serán frescas para la época más propias del mes de abril, resistiéndose el verano a entrar, de momento, en el plano térmico.

A partir del jueves, poco a poco, tendremos un ambiente más estable y las precipitaciones quedarán acotadas al extremo norte de la península a la par que subirán las temperaturas, que alcanzarán ya valores más propios de esta época durante el fin de semana.

1 año con temperaturas récord a nivel mundial

1 año con temperaturas récord a nivel mundial

Mayo de 2024 ha vuelto a ser el más cálido de la serie por lo que se acumula 1 año con temperaturas récord a nivel mundial.

En este caso tuvimos una anomalía térmica de + 0,65 ºC respecto a la media 1991-2020, una desviación muy notable si atendemos a que se trata de una comparativa a escala mundial y en una escala de un mes.

El mundo va encaminado a que 2024 vuelva a batir el récord anual, cuando sólo han transcurrido 5 meses del mismo, vista la tendencia que acumulamos que parece imparable.

Del verano a la primavera durante el fin de semana

Del verano a la primavera durante el fin de semana

Tenemos un cambio de tiempo en marcha. Pasaremos del verano a la primavera durante el fin de semana.

Tras varias jornadas de tiempo estable, seco y soleado, en los que se han alcanzado por primera vez en lo que llevamos de año valores cercanos a los 40 ºC, la aproximación de una vaguada, con una pequeña baja en su seno, por el Atlántico, provocará un descenso térmico acusado y la llegada de la inestabilidad a muchas comarcas.

Las tormentas propias de esta época del año, serán verdaderas protagonistas junto con la aparición de chubascos de granizo en algunas zonas, sobre todo del centro y norte peninsulares.

Seguro, que nuestro radar de lluvias y tormentas, va a ser necesario de consultar todos estos días.

El lugar más frío del Pacífico Suroccidental

El lugar más frío del Pacífico Suroccidental

Eweburn, una localidad de Ranfurly ubicada en Nueva Zelanda tiene el honor de ser el lugar más frío del Océano Pacífico suroccidental, según un comunicado que ha emitido la Organización Mundial de la Meteorología.

El organismo internacional, está haciendo una labor de investigación sobre el clima de distintos lugares recónditos del Planeta, más alejados de los focos mediáticos, hallando en este caso registros termométricos sorprendentes para una zona que podría pensarse más templada.